EDUCACION NACIONALES

COMENZARON LAS REUNIONES POR PARITARIAS DOCENTES.

Gobernador participó de un tramo de las reuniones, como señal de prioridad en agenda.

 

 

En una discusión clave y con ribetes nacionalizados, la administración de Axel Kicillof disparó la paritaria con los gremios bonaerenses, con un doble encuentro con estatales y docentes en La Plata donde no hubo oferta salarial, pero que incluyó el pedido sindical de garantizar en 2020 un mecanismo de recomposición que permita que los sueldos “le ganen a la inflación”.

“Planteamos que queremos un mecanismo que, se llame cláusula gatillo o como se llame, permita que los docentes le ganemos a la inflación”, aseguró pasadas las 20.20 el titular de Suteba, Roberto Baradel, tras el encuentro.

Contrarreloj, la próxima cita con los maestros será el jueves, en el marco de la primera mesa técnica salarial docente. Allí ambas partes buscarán consensuar una propuesta salarial. En el caso de los estatales, el turno será el viernes.

Esas pulseadas actúan en los hechos como una suerte de globo de ensayo de la estrategia salarial que pule la Casa Rosada, en pos de desalentar el uso de la cláusula gatillo por su efecto indexatorio de la economía, y de aplicar en cambio la fórmula de acuerdos cortos -de corte trimestral- con la aplicación de sumas fijas. A priori, en el Ejecutivo bonaerense toman a la paritaria docente nacional como “eje rector”, aunque “no descartan nada”.

Esa ingeniería que, en rigor, se da en sintonía con la postura de un creciente número de gobernadores, que en las últimas semanas salió a despegarse de la aplicación de subas automáticas por inflación en 2020 por su demoledor impacto en las golpeadas finanzas locales.

Con la Casa de Gobierno como escenario, la primera cita por la tarde fue con los trabajadores de la administración pública (UPCN, ATE, Fegeppba, entre los gremios centrales), mientras que luego fue el turno de los maestros.

Los anfitriones fueron el jefe de Gabinete, Carlos Bianco; los ministros de Hacienda, Pablo López, y de Trabajo, Mara Ruiz Malec; y la directora general de Cultura y Educación, Agustina Vila, quienes recibieron los planteos sindicales de recomposición para pulir la propuesta formal del Gobierno.

Kicillof participó de una parte de ambas reuniones en señal política de prioridad de agenda, pero no piloteó las conversaciones. En el caso de los maestros fue sobre el final, y junto a la ministra de Gobierno, Teresa García.

“Destacamos el gesto de Kicillof de acercarse y decirnos que está comprometido con la educación pública, que no se cae allí sino que nos eleva”, destacó Baradel.

Dejá una respuesta