NACIONALES POLICIALES

FUE BALEADO Y QUEDÓ PARAPLÉJICO.

Sucedió en el estacionamiento del shopping Soleil del partido bonaerense de San Isidro.

 

 

Por el caso no hay detenidos y la principal hipótesis de los investigadores es que los autores del crimen podrían ser extranjeros que conforman una banda que roba en centros comerciales.

La víctima, Sebastián Domínguez (35), quien es encargado de una fábrica textil, está internado en la terapia intensiva del Hospital de San Isidro, donde fue sometido a una cirugía y en la actualidad está parapléjico, sin sensibilidad del pecho hacia abajo.

Domínguez había ido al shopping a comprarle un regalo a su padre y cuando caminaba por el estacionamiento junto a su hija de 10 años regresó a su auto, donde lo esperaban su hermana y otro hijo de 4, fue abordado por un ladrón que le arrancó una cadena de oro y le disparó.

“Mi hija de 10 años vio todo. Ella me contó que venían charlando, que su papá estaba contento y le venía diciendo lo grande que estaba, cuando vio a un hombre con cara de malo en el capot de un auto. Esta basura lo abrazó de atrás a Sebastián, le arrancó una cadena de oro y le disparó”, contó Johana, la esposa de la víctima.

“Cuando vio el revólver, mi nena salió corriendo a pedirle ayuda su tía, la hermana de Sebastián, que estaba en el auto, y me llamó desesperada por celular para avisarme que al papá le habían pegado un tiro y estaba en el piso”, relató la mujer.

Johana contó que su marido luego le dijo que cuando sintió el abrazo, “pensó que era algún amigo”, pero que luego le dijeron “quedate quieto” y le arrancaron la cadena.

“Todo fue muy rápido, tuvo el acto reflejo de querer pegarle, pero no sabe si llegó a darle la piña. Me dijo que no les dio tiempo a que le peguen un tiro, que no está seguro si el que le disparó fue ese ladrón u otro que estaba en el auto”, afirmó Johana.

Domínguez le dijo a su esposa que el hombre que lo atacó era “morocho, de su edad, es decir de unos 35 años, que podría ser extranjero y tenía un arito brillante en una oreja”.

Sobre el estado de salud de su marido, la mujer explicó que “la bala, que dijeron que era calibre 22, le entró por el hombro derecho, le pasó por el cuello y quedó alojada en el hombro izquierdo”.

“Por la onda expansiva, los médicos me dijeron que quedó afectada la médula. Primero estaba cuadripléjico, pero luego de la operación hubo una mejoría y comenzó a mover los brazos. Ahora está parapléjico, no siente nada del pecho hacia abajo”, detalló Johana.

Los pesquisas ya hicieron un primer relevamiento de los videos de las cámaras de seguridad del estacionamiento del shopping que captaron la escena, aunque a una distancia que no permite ver con claridad los rostros de los sospechosos.

Los investigadores saben que al menos tres fueron los delincuentes que luego escaparon en un automóvil marca Chevrolet Prisma: el atacante directo, un cómplice que estaba por acercarse cuando se produce el disparo y el conductor del vehículo.

Dejá una respuesta