CIENCIA INTERNACIONALES

LA NASA ASEGURA QUE LOGRÓ PRODUCIR CEMENTO EN EL ESPACIO

La agencia espacial de los Estados Unidos (NASA), anunció que logró fabricar cemento en el espacio.

La NASA compartió uno de los avances más relevantes de los últimos tiempos en cuanto a investigaciones espaciales se trata. La entidad comunicó que un grupo de astronautas lograron fabricar cemento dentro de una estación espacial.

El experimento se realizó en la Estación Espacial Internacional, como parte del proyecto Investigación de Solidificación de Cemento en Microgravedad.

El objetivo del mismo era comprobar la posibilidad de solidificar el cemento en condiciones de microgravedad y con él realizar microestructuras. Para ello se mezcló silicato tricálcico (C3S) y agua.

Aleksandra Radlinska, jefa de la investigación y docente de ingeniería civil de la Universidad Estatal de Pensilvania expresó sobre la investigación de la NASA: “En las misiones a la Luna y Marte, los humanos y los equipos deberán protegerse de las temperaturas extremas y la radiación, y la única forma de hacerlo es mediante la construcción de infraestructuras en estos entornos extraterrestres”.

La razón para eligir al cemento como el material indicado para las construcciones es debido a su resistencia por sobre otros. Además que los elementos necesarios para su producción podrían conseguirse en los sitios explorados, como por ejemplo el polvo lunar, envitando el envío de materiales de construcción

En la investigación los especialistas de la NASA analizaron que el cemento fabricado en el espacio mantiene cambios en la microestructura del cemento en comparación con el de la Tierra

“El aumento de la porosidad tiene una relación directa con la resistencia del material, pero aún tenemos que medir la resistencia del material formado en el espacio”, sostuvo Radlinska.

“Aunque el cemento se ha usado durante mucho tiempo en la Tierra, todavía no entendemos necesariamente todos los aspectos del proceso de hidratación. Ahora sabemos que hay algunas diferencias entre los sistemas basados en la Tierra y en el espacio y podemos examinar esas diferencias para ver cuáles son beneficiosas y cuáles son perjudiciales para usar este material en el espacio “, concluyó la especialista de la NASA.